MOSTRANDO LA SOCIEDAD A TRAVÉS DE LAS LETRAS: GRANDES ESCRITORAS DE JAPÓN

Scroll down to content

El mes pasado dedicábamos un espacio a hablar de grupos de música nipones liderados y conformados únicamente por mujeres. A pesar de que a Occidente parece que solo nos llegan grupos pop prefabricados del estilo de AKB48, la realidad de la música japonesa es mucho más profunda e interesante, y refleja como este país se esta subiendo al carro de la lucha social y feminista. Siguiendo en esta línea, esta vez nos gustaría tocar otro de los ámbitos artísticos en el que, una vez más, y como ocurre en muchos otros países, las mujeres están alarmantemente infra-representadas: la literatura.

Haruki Murakami, Kenzaburo Oe, Ryu Murakami, Natsume Soseki, Yukio Mishima… hasta aquellos lectores no tan interesados en Japón han oído hablar de, por lo menos un par de estos autores, ¿verdad? Y, sin embargo, ¿cuánta gente sabe que la que se considera la primera novela del mundo fue escrita por una mujer japonesa? Hablamos de Genji Monogatari, de Murasaki Shikibu.

libros.jpg
©Elena Lomar

Esto se debe a la poca visibilidad que se le da a las mujeres en el mundo del arte, considerando tristemente, pero sobre todo erróneamente, que las obras creadas por el género femenino son de peor calidad y se venden menos. No solo eso, las estadísticas dicen que, a pesar de que en Japón se publican anualmente cientos de obras escritas por mujeres, a Europa solo nos llega la traducción de un libro escrito por una mujer japonesa por cada diez escritos por sus congéneres masculinos. Si esto es así, es comprensible que a occidente pierda la posibilidad de leer cientos de obras fantásticas escritas por mujeres provenientes de Japón, y que sí tienen representación dentro de las fronteras de su propio país. Pero si el mes pasado demostramos que las mujeres son igualmente artísticas y creativas en el mundo de la música, hoy nos proponemos hacer lo mismo con el universo literario, concretamente el de la novela. Aquí van algunas de las mejores novelistas japonesas, muchas de las cuales no solo son brillantes escritoras, sino que además ayudaron a cambiar la sociedad en la que viven o vivieron. Eso si, para hacer la lista más asequible, hemos escogido aquellos libros que tienen traducción al español o al inglés.

 

Murasaki Shikibu 紫式部 (Kioto, 978-1014)

Hyakuninisshu_057.jpg
Imagen de dominio público

Probablemente nacida como Fujiwara Takako (藤原 香子), Murasaki Shikibu recibió una educación exquisita de su familia, llena de eruditos, por lo que desde niña era capaz de leer todo tipo de novelas y mostró interés por el mundo de la literatura. Su obra más impresionante, Genji Monogatari (la historia de Genji), cuenta la vida del príncipe ficticio Genji y de sus descendientes. La forma en que mezcla la historia de sus personajes con la realidad de la sociedad de su época la convierten en una obra brillante y cargada de significado aún hoy en día.

 

Ichiyo Higuchi樋口 一葉 (Tokio, 1872-1896)

Higuchi_Ichiyou.png
Imagen de dominio público

Nacida como Natsuko Higuchi (樋口 夏子), desgraciadamente a esta increíble novelista no le dio tiempo a escribir mucho, pues murió a la temprana edad de 24 años. Sin embargo, eso no le impidió convertirse en una de las autoras más queridas por los japoneses incluso en la actualidad, tanto por sus historias, como por su uso de la lengua japonesa clásica. Aunque empezó escribiendo relatos menos profundos, con el tiempo acabó haciendo de sus temas principales la crueldad de la sociedad de su época y la terrible situación de las mujeres, entre otros. A día de hoy, su rostro se encuentra en los billetes de 5000 yenes, e incluso su diario ha sido publicado y traducido a numerosos idiomas. En español, podemos encontrar sus obras completas, y entre sus mejores trabajos se encuentran: Takekurabe (Takekurabe) o Luna creciente (Jūsan’ya).

 

Yōko Ōta 大田 洋子 ( Hiroshima, 1906-1963)

Yoko Ota nació en Hiroshima. Desde muy joven mostró interés por grandes autores como Goethe o Tolstoi. Alternando trabajos de camarera, con escritos para revistas, al mismo tiempo que publicaba sus propias novelas, su vida se movió entre Tokio, Osaka y Hiroshima, hasta que la bomba atómica de 1945, que estalló cuando ella estaba cerca de la ciudad, la llevó a escribir una de sus novelas más aplaudidas, duras y reales, Ciudad de cadáveres (Shikabane no machi), sobre los efectos de la bomba en Hiroshima y sus gentes. Con problemas de ansiedad desde entonces, y los efectos de la radiación sobre su cuerpo, Ota moriría en 1963 de un ataque al corazón.

Sawako Ariyoshi 有吉 佐和子 (Wakayama, 1931-1984)

Ariyoshi_Sawako.jpg
Imagen de dominio público

Esta escritora prolífica vivió en Japón, pero viajó por todo el mundo, y además de novelas escribió cuentos y guiones. Sawako ganó fama por los temas de sus libros: la situación de la mujer japonesa, la contaminación medioambiental, los cambios sociales de la sociedad nipona, la política de su país… La esposa del médico (Hanaoka Seishū no tsuma) es una novela histórica que habla sobre la mujer a través de las experiencias del primer doctor en operar el cáncer de mama. Esta se considera su mejor novela, y la más famosa, junto con Los años del crepúsculo (Kōkotsu no hito) y El río Ki (Kinokawa).

 

Hiromi Kawakami 川上 弘美 (Tokio, 1958)

Aunque Kawakami empezó como profesora de Biología, siempre supo que algún día querría escribir una novela. A día de hoy es una de las novelistas más leídas en territorio nipón, con obras de lenguaje sencillo pero cargadas de sentimientos. Entre las más conocidas se encuentran: El cielo es azul, la tierra es blanca (Sensei no kaban), El señor Nakano y las mujeres (Furudōgu Nakano shōten) o Manazuru (Manazuru).

 

Eimi Yamada 山田 詠美 (Tokio, 1959)

Esta autora, nacida en 1959, es sobre todo conocida por sus historias sobre sexualidad, racismo y matrimonio interracial en Japón, que la convirtieron en una de las escritoras más controvertidas de su país. Habiendo sufrido bullying desde niña, y problemas de soledad, Eimi se refugió en la música soul afroamericana y pronto se vio reflejada en la letra de muchas de estas canciones. Esto la llevó a buscar refugio en la comunidad y cultura negra de Tokio, y pronto hizo de sus relaciones con los extranjeros, así como la forma en que Japón trata a lo extraño, los temas principales de sus obras. Junto con ello, la sexualidad en Japón, y el acoso escolar, también son temas frecuentes en su escritura. Entre sus mejores obras se encuentran Bedtime Eyes (Beddotaimu Aizu), Jesse’s spine (Jeshī no Sebone) o Soul music lovers only (Sōru Myūjikku Rabāzu Onrī).

 

Yoko Ogawa 小川 洋子 (Okayama, 1962)

Considerada una experta en dar expresión a los sentimientos más profundos del ser humano, Yoko Ogawa ha escrito más de 40 obras desde que empezó su carrera en 1988. Su estilo es sencillo y onírico, lo que la ha convertido en una de las autoras más queridas para tanto el público oriental como por el occidental. Además, sus personajes, casi todos femeninos, reflejan la situación de la mujer en la sociedad nipona actual. Entre sus mejores novelas se cuentan La piscina (Daibingu puru), La fórmula preferida del profesor (Hakase no ai shita sūshiki) o El embarazo de mi hermana (Ninshin karenda).

 

Banana Yoshimoto よしもと ばなな  (Bunkyo, 1964)

Sin duda, una de las autoras japonesas más conocidas a día de hoy en Europa. Banana Yoshimoto, nacida como Mahoko Yoshimoto, es famosa por sus historias llenas de personajes que buscan la felicidad en un mundo solitario que les es extraño. Esta búsqueda, sin embargo, suele estar cargada de positivismo mezclado con crítica social, por lo que sus novelas son fáciles de leer pero muy interesantes. Ella misma dice tener dos temas fundamentales: el cansancio de la juventud japonesa, y como las experiencias conforman a las personas. Entre sus mejores trabajos estan Kitchen (Kicchin), Amrita (Amurita) o Un viaje llamado vida (Raifu).

 

Mitsuyo Kakuta 角田 光代 (Yokohama, 1967)

kakuta-mitsuyo.jpg
©Osamu Koizumi

Siendo todavía una estudiante en la universidad de Waseda, en Tokio, Mitsuyo ya escribía y publicaba novelas. A través de su propia experiencia vital, esta autora habla sobre la situación de la mujer japonesa, las diferencias entre la vida soltera y la matrimonial y los problemas por los que pasan las mujeres. Sus temas han hecho que muchas lectoras se sientan muy identificadas con sus libros. Ella en la otra orilla (Taigon no kanojo) es sin duda su mejor obra.

 

Hitomi Kanehara 金原 ひとみ (Tokio, 1983)

dedabd037e5bef363726b4a41774331414f6744.jpg
©Mitsuo Yamamoto

Apoyada por su padre, Kanehara dejó los estudios a los 15 años y se dedica desde entonces por completo a la literatura. Sus obras son retratos crudos y reales de la juventud japonesa, que intenta expresar su identidad en una sociedad uniformadora que muchas veces cierra la puerta a todo aquel que intenta ser distinto. Sus libros están cargados de violencia, sexualidad y personajes rebeldes. Sus libros más conocido son Serpientes y piercings (Hebi no piasu) Autoficción (Otofikushon).

 

Éstas son solo algunas de las mejores escritoras japonesas que sin duda recomendamos leer para aprender un poco más de este fascinante país. ¿Conocéis alguna otra?

 

One Reply to “MOSTRANDO LA SOCIEDAD A TRAVÉS DE LAS LETRAS: GRANDES ESCRITORAS DE JAPÓN”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: