CÓMO MEMORIZAR VOCABULARIO JAPONÉS. UN PAR DE MÉTODOS

Scroll down to content

No hay una receta mágica para memorizar vocabulario japonés, depende de cada uno, pero voy a compartir con vosotros un par de métodos que os pueden ayudar a memorizar las palabras que hemos aprendido en clase o que hemos leído en nuestro libro de texto. En primer lugar vamos a hablar de la repetición espaciada, que es un método que nos ayuda a memorizar algo, y conseguir que pase de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo, y nosotros lo vamos a utilizar para centrarnos en el vocabulario.

¿Qué es la repetición espaciada y cómo nos ayuda a memorizar?

Este método consiste en estudiar a fondo un material concreto, en nuestro caso sería una lista de palabras no muy extensa, y después reparsarla dejando pasar espacios de tiempo cada vez más largos entre una sesión de entrenamiento y la siguiente. Hacer repasos cada vez más espaciados en el tiempo nos ayuda a asentar lo estudiado.

¿Cómo lo ponemos en práctica con el vocabulario japonés? Hay muchas formas de hacerlo, pero yo lo haría de la siguiente manera: tendremos preparado el vocabulario que queremos aprender en bloques de 20 o 30 palabras más o menos, puede ser por ejemplo un tema de nuestro libro, y si para cada palabra tenemos una frase, mucho mejor. Estudiar a fondo durante 3 días, después un repaso 4 días después del último día de estudio, luego otro repaso 7 días después del anterior, luego otro repaso 15 días después del anterior, y un último repaso 30 días después.

20180311_140254(1)
Estudiando vocabulario con el método de las repeticiones espaciadas. © Daniel López-Bermejo Melero

Como tenemos el vocabulario divido en bloques, después de los 3 días que hemos estado estudiando el primer bloque, empezaremos con el siguiente bloque, estudiándolo durante 3 días a fondo, y luego los repasos espaciados igual que antes… y así con todos los demás. Cuando un día coincide un repaso de un bloque con el estudio de otro, los repasos siempre tienen prioridad, y si no nos da tiempo a hacerlo todo, hay que pasar al día siguiente el estudio, pero el repaso no podemos posponerlo, ya que en este método la clave son los repasos espaciados. Os pongo un ejemplo de cómo se puede estudiar con un libro de vocabulario, implementado en una hoja de Excel.

Programacion
Ejemplo de planificación de estudios y repasos espaciados. © Daniel López-Bermejo Melero

Como vemos arriba, cada fila es un bloque de vocabulario que vamos a usar. En este caso concreto, cada fila es un tema de nuestro libro de vocabulario. Para cada tema apuntamos cada uno de los tres días que lo estudiamos, que deberían ser tres días consecutivos, y luego los repasos espaciados como hemos comentado antes. Si un día no podemos estudiar o repasar lo modificamos en nuestra hoja Excel o el calendario que llevemos. Hemos puesto en negro lo que ya tenemos hecho, y en rojo lo que nos queda.

Otra forma de poner en práctica este método es usar tarjetas de repaso. Existen varios programas con los que vamos a poder estudiar vocabulario (o lo que sea) mediante tarjetas, y uno de ellos es Anki, que precisamente significa “memorizar” en japonés.  Este software es gratuito y con él podemos crear nuestras propias tarjetas, o bien descargar tarjetas compartidas que la gente hace y las publica para que todos podamos usarlas.

Screenshot_2018-03-12-07-51-40
Pantallazo de una tarjeta de Anki (versión Android). © Daniel López-Bermejo Melero

Este método de repeticiones espaciadas requiere mucho tiempo para hacerlo de forma correcta, pero es un gran aliado para ayudarnos a memorizar algo. Sin embargo, para mí la mejor manera de estudiar es el método que yo llamo:

Hacer un poco de todo (o un mucho de todo). Cuando estudiamos un idioma lo ideal es ir progresando en todos los aspectos: expresión oral, expresión escrita, comprensión oral y comprensión escrita. Hacer un poco de todo nos ayudará no solo a memorizar e interiorizar vocabulario, también ganaremos en todos los terrenos. Pero, ¿qué quiero decir con hacer un poco de todo? Pues en resumen sería lo siguiente:

  • Leer todo lo que podamos: En un nivel básico leeremos los enunciados de los ejercicios de nuestros libros de texto, las frases de ejemplo, etc.. Según vayamos avanzando en el idioma podremos ir leyendo otras cosas como textos o libros adaptados a nuestro nivel, y al final terminaremos leyendo blogs, noticias, recetas, etc… Pero siempre hay que leer todo lo que se pueda.
  • Escuchar todo lo que podamos: Desde los ficheros de audio que tengamos en nuestros libros a podcast que encontremos en internet, y por supuesto televisión y radio japonesa, canales de youtube, etc… En cuanto a televisión yo siempre recomiendo los dorama antes que el anime, ya que el lenguaje usado en el anime suele ser distinto al japonés de la vida real, aunque al final lo que importa es escuchar todo lo que podamos.
  • Hablar todo lo que podamos: Para practicar no solo el vocabulario aprendido, si no también la gramática, es conveniente hablar lo que podamos. Hacer amigos en redes sociales de intercambios de idiomas es una buena idea para poder practicar con nativos.
  • Escribir todo lo que podamos: Esto implica escribir los kanjis que estamos estudiando en esos momentos, escribir las frases que hemos aprendido en clase comprendiendo la gramática estudiada, escribir nuestro propio diario en japonés para poner en práctica el vocabulario reciente, etc…

Bueno, como vemos estudiar japonés requiere mucho tiempo y esfuerzo, pero como es algo que nos encanta, ese tiempo se nos pasa volando, ¿verdad?

Para saber más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: