En un país como Japón, que históricamente ha cuidado su estética en las imágenes y en sus ornamentos decorativos en diferentes soportes, el auge del manga y posteriormente del anime no nos sorprende. Desde su refinado gusto a la hora de contemplar la fiesta del Hanami hasta el estudio del Ikebana, lo cierto es que la cultura japonesa desprende maneras refinadas a la hora de plasmar belleza sobre una plataforma. Si el arreglo floral o el cuidado de los jardines es un elemento típico del arte japonés, y si el haiku es la forma por excelencia de la poesía japonesa, no podemos olvidarnos de otra forma de expresión artística en la que el archipiélago es referente: la ilustración. Y si bien dentro del manga hay ilustraciones para todos los gustos, en esta ocasión nos detendremos en un autor que se aleja del género y que busca crear un camino propio para abrirse paso en un mercado saturado y con promesas cada día más asentadas como Jungho Lee, Brian Despain o Michael Kutsche. El tiempo dirá si Shinji Tsuchimochi será o no una de ellas, pero con su recién editado en España 100 VISTAS DE TOKIO, podemos afirmar que estará en las conversaciones de los entendidos.

La editorial Quaterni no es nueva en la edición de libros de ilustraciones. En su haber cuenta, por ejemplo, con la Guía ilustrada de monstruos y fantasmas de Japón, de Sekien Toriyama; o con Mujyōkan: 72 haikus y un jisei, de Carlos Bassas.  La apuesta por Tsuchimochi es arriesgada, ya que es un autor joven con mucho camino por recorrer, pero sin duda es segura, ya que lo que vamos a encontrar enamorará a propios y a extraños. ¿Y qué es lo que encontraremos en este libro? Pues como dice el título, cien vistas de Tokio que se alejan de las imágenes típicas que salen en todas las guías de viaje.  El que busque imágenes de la archiconocida estación de Shinjuku o del cruce de Shibuya, se encontrará con algo completamente diferente. Y es que el autor nos mostrará un lado diferente de la capital al que los no residentes no estamos acostumbrados. Lo mainstream o lo más típico deja paso a la quietud, a la sobriedad y a lo desconocido.

Resultado de imagen de 100 vistas de tokio
Portada de 100 vistas de Tokio, de Shinji Tsuchimochi. Fuente: https://www.quelibroleo.com/100-vistas-de-tokio

Al comienzo de la reseña hacía mención al arte clásico japonés, y no era algo baladí, ya que en la nota inicial del libro, Tsuchimochi nos comenta que su intención era hacer un homenaje a las 100 vistas de Edo, de Utagawa Hiroshige, autor que vivió a caballo entre los siglos XVIII y XIX.  Siendo este su punto de partida a la hora de basar su obra, encontraremos reminiscencias del género ukiyo-e, de aquellos famosos grabados en madera en los que se representaban paisajes o escenas cotidianas.

Con colores realmente vivos y con un gusto exquisito a la hora de combinarlos, Tsuchimochi nos va mostrando lugares de todos los barrios que pertenecen a la capital de Japón, en los cuales encontraremos debilidad por los parques, por los templos y por las cafeterías. La naturaleza se conjugará de forma fluida con los paisajes humanos, que serán llenados por formas antropomorfas más o menos reales, además de por unas simpáticas figuras animales que darán un toque más ameno a las imágenes.  Me parece realmente graciosa la imagen 17, correspondiente a la torre del reloj Wakō, en la cual se muestra a los turistas como ovejas que siguen a un perro pastor que actúa de guía turístico.

Resultado de imagen de 100 vistas de tokio
El uso del color en su obra es fascinante. Fuente: http://cocteldemente.com/100-views-of-tokyo-shinji-tsuchimochi/

Las imágenes no son uniformes en lo que a color y ambiente se refieren, y difieren realmente las unas de las otras dependiendo del estado de ánimo del autor —como él mismo reconoce— o de la canción que esté escuchando en dicho momento. Así pues, habrá algunas que estén cargadas de una melancolía contenida, y otras en las que se verá una alegría desmedida. Esto se acompaña con un especial trato al momento del día en el que esté pensada la ilustración, ya que varía del anochecer al amanecer con especial soltura. La lluvia queda plasmada de una manera magistral, reflejando en los charcos el entorno que los rodea.

A pie de imagen nos encontramos la referencia a los lugares que se está ilustrando. En primer término, encontraremos la indicación del lugar, el barrio donde se encuentra y la fecha en la que se hizo la ilustración, abarcando un período de cuatro años entre 2013 y 2016. Además, primero encontraremos las referencias en japonés y después en castellano, lo que me parece un buen ejercicio para los que nos encontramos estudiando el idioma.

descarga
Tsuchimochi trabaja los atardeceres con especial destreza. Fuente: https://www.pinterest.es/pin/563442603366470599/

¿Es esto lo único que ofrece el libro? En absoluto, ya que cada cierto número de imágenes, nos encontramos con mapas hechos por el propio autor en los que nos muestra itinerarios de visita. Ha pensado en nosotros a la hora de hacer esta colección y cree que nos puede servir también de guía a la hora de hacer nuestro viaje por Tokio. Además, en las hojas finales veremos cinco vistas de Osaka, que espero que se conviertan en otra colección como con estas de Tokio; y con unas viñetas en japonés y con su traducción al castellano.

Más allá de las reticencias que pueda suscitar una obra ilustrada, os animo a que busquéis alguna de sus obras por internet. Sin duda tiene un estilo propio que Quaterni ha sabido cuidar en su edición. En el Instagram del autor (@shinji_tsuchimochi) podéis ver algunos de sus trabajos, y así podréis apreciar su calidad. Sin duda, un autor que dará mucho de qué hablar en el futuro.

One Reply to “100 VISTAS DE TOKIO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: