SÊMÊHANDAN: TU DESTINO ESTÁ ESCRITO EN TU NOMBRE

Alguna vez habéis pensado cómo eligen los japoneses el nombre de sus hijos. Pues, al igual que ocurre en España, hay varias formas. En Japón las formas para elegir el nombre de los niños las podemos resumir en las siguientes: – un nombre basado en la naturaleza (por ejemplo, según la estación del año en que ha nacido); – un nombre que suene bonito; – según el significado de los caracteres kanji con los que se escribe, o usar algún kanji que sea igual al de un familiar; – tomar el nombre de alguien famoso o alguien a quien se respeta (o el nombre de algún personaje de manga / anime).

Además de estas formas de elegir el nombre, encontramos una que está basada en la superstición, es un tipo de futurología llamado sêmêhandan (escrito en japones 姓名判断) que significa literalmente “juicio a través del nombre”.

¿Qué es el sêmêhandan?

El sêmêhandan, basándose en el número de trazos de los caracteres que componen el nombre de la persona, intenta predecir su personalidad, así como su futuro en cosas como el trabajo, la familia, el amor, su predisposición para ciertas enfermedades, etcétera. Se utiliza principalmente para elegir el nombre de los hijos.

五運(goun). Las 5 fortunas

Según el sêmêhandan, el nombre de la persona se divide en 5 “estados”. Cada uno de estos tiene un significado distinto:

  • 天格 (tenkaku), “estado de los ancestros”. Es la suma total de los trazos que componen tu apellido. El apellido es la “herencia” de los ancestros. Según el sêmêhandan, este tenkaku va aumentando su influencia en la vida de una persona, según se acerca a sus últimos años de vida. Una cosa a tener es cuenta es que la mujer al casarse cambia su apellido, por lo que el tenkaku también cambia.
  • 人格 (jinkaku), “estado personal”. Se forma con la suma de los trazos del último carácter del apellido y el primero del nombre. Con esto se juzga el carácter o la personalidad. Como se mide con el final del apellido y el principio del nombre se considera como el núcleo de las 5 fortunas.
  • 地格 (chikaku), “estado base”. Se obtiene sumando los trazos de todos los caracteres del nombre. Esto mide la suerte de la persona durante su infancia y juventud. También muestra la influencia que tendrá esa persona hacia el resto de personas.
  • 外格 (gaikaku), “estado exterior”. El gaikaku intenta dibujar la personalidad con el número de trazos sumados del nombre y apellido. Esto cambia según la escuela, pero lo habitual es incluir un caracter del nombre y un caracter del apellido.
  • 総格 (sôkaku), “estado general”. El sôkaku utiliza el número de trazos del nombre completo. Representa la vida de la persona, y tiene especial influencia en la suerte que correrá esa persona en los últimos años de su vida.

¿Qué número de trazos son buenos?

Cuando hacemos el sêmêhandan lo que nos interesa es que las cinco fortuna goun tengan un número de trazos considerado como bueno. Según el número de trazos, la fortuna que vayamos a tener se puede dividir en 6 categorías: 大吉 (daikichi: excelente suerte)、吉 (kichi: buena suerte), 半吉 (hankichi:  suerte regular), 半凶 (hankyô: mala suerte regular), 凶 (kyô: mala suerte), 大凶 (daikyô: muy mala suerte).

El número de trazos nos dirán la suerte que vamos a tener, aunque esto puede cambiar según la escuela:

大吉 (daikichi: excelente suerte): Cuando el número de trazos es de 11、16、21、23、31、32、41. Hay escuelas que dicen que las mujeres deben tender cuidado si el sôkaku es de 23 o 32.

吉 (kichi: buena suerte): Cuando el número de trazos es de 3、5、6、8、13、15、18、24、25、29、33、37、39、44、45、47、48、51、52.

半吉 (hankichi:  suerte regular): Cuando el número de trazos es de 27、57、71、73、75、77.

El resto de número caen en las categorías de mala suerte. Aunque, como hemos dicho antes, esto depende de la escuela.

Cuando se hace el sêmêhandan se busca que el número de trazos de cada una de las cinco fortunas tenga una categoría de suerte, y que las cinco fortunas estén equilibradas.

Hay numerosas páginas que ofrecen el sêmêhandan de forma gratuita por internet. Como muestra, he probado con mi nombre para comprobar el resultado.

seimeiDaniel
Resultado de comprobar la fortuna, usando el nombre “Dani López” en japonés, en una página web dedicada al sêmêhandan.

Como conclusión, podemos decir que elegir un buen nombre para tus hijos es más complicado en Japón que en España, donde no tenemos que preocuparnos por el número de trazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s