“Your Name” (Kimi no na wa) y la influencia de la novela contemporánea japonesa

El pasado mes de marzo se estrenó en los cines españoles YOUR NAME (Kimi no Na wa), una película que tiene el honor de ser el mayor fenómeno audiovisual de Japón desde El viaje de Chihiro Ha habido otros espectáculos de animación que han creado una auténtica legión de seguidores en la Historia más reciente, como One Piece, Shingeki no kyojin o Death Note, pero en lo que a largometrajes se refiere, es prácticamente un sacrilegio negar que el Estudio Ghibli es el rey indiscutible. Y sin embargo, Makoto Shinkai ha batido todos los récords de taquilla tanto dentro como fuera de Japón.

Desde que Selecta Visión se hiciese con los derechos de la cinta, Your name no ha dejado de emitirse de manera intermitente en diferentes ciudades, creándose ciclos dedicados al director o incluso mesas de debate. No en vano, todos los medios de comunicación relevantes se hicieron eco en sus plataformas digitales y de radio del fenómeno que, hace ya un año, estaba arrasando en Asia.  Día de hoy, es la película más proyectada de Corea del Sur, con un record de más quinientas salas de cine; y en China es la película 2D más vista de la historia. No es casualidad.

En este artículo estudiaremos qué hay detrás del fenómeno que rodea este film de Makoto Shinkai, el cual podemos disfrutar tanto en formato largometraje, como en manga, novela y banda sonora.

 

La historia detrás del mito

Your Name cuenta una trama que es atractiva tanto a jóvenes como a adultos. Parte de dos personajes: Taki, un chico de Tokio que busca entrar en una prestigiosa universidad; y Mitsuha, una joven cuyo sueño es escapar del pueblo en el que vive, para trasladarse a Tokio. Sus destinos se cruzan cuando, después de una noche, descubren que se han intercambiado sus cuerpos, y que al día siguiente vuelven a sus vidas. Esto sucede de manera aleatoria, sin ningún patrón de actuación y sin razón aparente. En este marco, la comprensión hacia la otra persona y el intento de mejorar su vida llevará a que poco a poco vayan desarrollando sentimientos mutuos.

La única manera que tienen los protagonistas de comunicarse es a través de sus teléfonos móviles, detalle que más adelante puede hacer que algún espectador suspicaz pueda pensar en que esto es una paradoja temporal, ya que el tiempo que separa a los dos protagonistas es de nada menos que tres años.

descarga (1)
La leyenda del hilo rojo juega un papel fundamental en la trama. Fuente: http://timejust.es/

Esta no es una historia que aborde la transexualidad, como se ha comentado en diferentes medios: es otra. El trasfondo que tiene es el de la “leyenda del hilo rojo”, de origen sintoísta, la cual cuenta que si dos personas están unidas por un fino hilo rojo, éstas están destinadas a acabar encontrándose, sea cual sea la circunstancia y sin importar el camino que haya que recorrer. Y sin embargo, esta no es una historia meramente adolescente. En ella, el peso de la tradición es enorme, e incluso la política juega su baza.

No diremos nada para no desvelar aspectos importantes de la trama, pero sí podemos añadir que incluso la naturaleza tiene un papel trascendental como motor de la historia. Los elementos más importantes de la ficción japonesa, como la ya mencionada naturaleza, la tradición o la cotidianeidad de la vida que rodea a los protagonistas, están reflejados y tienen su importancia. Y por encima de ello, cabe señalar que es el tiempo el principal protagonista del concepto. Los tres años que separan a Taki de Mitsuha pueden volverse maleables, creando, como decíamos antes, una paradoja ante la que no hay una explicación sencilla.

42199
El director del film y creador de la idea, Makoto Shinkai. Fuente: https://myanimelist.net/

 

Un Makoto Shinkai “Murakamiano”

¿Quién es el genio que se encuentra detrás de esta idea? Pues es Makoto Shinkai, un animador que ya ha perdido la etiqueta de joven promesa para adquirir la eterna carga de ser el “nuevo Miyazaki”. Licenciado en literatura japonesa, asegura verse influenciado por autores de la talla de Yukio Mishima, Banana Yoshimoto o, como era de esperar, Haruki Murakami, del que se considera fan incondicional.

Sus primeros contactos con el mundo de la animación llegaron de la mano de Konami, que le contrató para hacer clips de videojuegos a mediados de la década de los noventa del siglo pasado. A finales de la misma, cuenta con sus primeros cortos y con sus primeros comerciales dirigidos, pero no será hasta la salida de El lugar que nos prometimos cuando su nombre empiece a sonar con asiduidad. Por cierto, esta película guarda ciertas similitudes con Your Name, de la misma manera en que las novelas de Murakami guardan elementos similares entre si.

Junto a su carrera como animador, director y guionista, aflora en él una vertiente ya comentada, pero que no había potenciado aún. Es por ello que, cuando estrena su segundo film, 5 centímetros por segundo, además del largometraje, la historia viene contada en una novela escrita por él mismo, junto con un manga a modo de antología. Al estreno de su cuarta película, El jardín de las palabras, Shinkai ya tiene la soltura necesaria para ser capaz de contar la misma historia en tres soportes diferentes: película, novela y manga.

descarga
Hirokazu Koreeda es una de las grandes influencias de Shinkai. Fuente: http://www.tomatazos.com/

Sus historias giran, en su mayoría, en torno a un drama romántico propio del cine japonés, siendo seguidor de directores como Hirozaku Kore-eda, Naomi Kawase o Ataru Oikawa. En ellas, pese a que el drama adolescente pueda parecer enfocado a un público de una franja de edad marcada, Shinkai eleva el discurso de una manera que lo hace accesible para los adultos, sin que los más jóvenes pierdan la atención. En sus historias no veremos violencia desmedida, ni medidas corporales desmesuradas. En cambio, encontraremos muy buen gusto a la hora de confeccionar los diálogos, en los que cada palabra es creíble y está medida. En definitiva, hablamos de un shôjo con tintes de ciencia ficción, enmarcados en un contexto que funciona como nexo por su extremo parecido —como viene siendo habitual en la ficción japonesa— con la realidad. De hecho, la delicadeza con la que está hecho el dibujo puede actuar de trampantojo al espectador menos atento y hacerle confundir un plano con una fotografía.

En novelas como Tokio Blues, 1Q84 o Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, nos encontramos con personajes sufridores de crisis existenciales que habitualmente se suelen resolver con viajes en los que la búsqueda del ser querido suele ser el eje central de la trama. Murakami entiende el viaje fuera de la zona de confort como una forma de desencadenar toda la acción, y la espera de muchas de sus otras novelas como un viaje interno destinado a la reflexión en la búsqueda de la solución a un conflicto. El viaje que Shinkai tiene pensado para Taki es más parecido al primero, aunque no daremos más detalles por motivos obvios.

tumblr_lv302gqyic1qjd1kgo1_500
Los viajes son fundamentales a la hora de entender el universo de Murakami. Fanart de 1Q84 de https://kimmypocket.wordpress.com/

Sin embargo, hay más similitudes con la obra de Murakami.  En las novelas de este, habitualmente es un personaje femenino el que mueve la trama y la lleva hasta el desenlace. En 1Q84, Aomame es, de los tres protagonistas, la que se encuentra constantemente avanzando para llevar la historia hacia el desenlace, mientras que en Tokio Blues son hasta cuatro las mujeres que dan personalidad al protagonista y lo motivan a seguir adelante. Son solo un par de ejemplos, pero exceptuando en sus primeros trabajos, esta máxima se repite casi siempre como un mantra. En Your Name esta situación se da, hasta el punto de que la trama parece encallarse cuando uno de los personajes principales desaparece sin dar explicaciones.

El estilo de su escritura es directo, sin apenas descripciones y buscando la universalidad de su discurso, una práctica que el bestseller nipón lleva a rajatabla dada su profesión como traductor de autores como Raymond Chandler o Paul Auster. Shinkai comprende que, para llegar a más personas, es necesario hacer un discurso accesible, aunque la novela sea, digámoslo así, un complemento a la película.

Aunque el parecido con Murakami no sea tangible como tal, al espectador más observador podrá parecerle curiosa esta lista de similitudes.

lead_960
Fragmento de la película. Fuente:. https://www.theatlantic.com/

 

Conclusiones

Para finalizar, me gustaría que se entendiese la importancia de la universalidad en el mensaje de Shinkai, lo que es, sin duda alguna, la pieza esencial del éxito de YourName.

De nada sirven los premios, los contactos o los apelativos cariñosos —recuerden, el “nuevo Miyazaki”— si no hay una labor detrás. Y Shinkai ha cuidado cada uno de los ejes de la película: una banda sonora encargada personalmente a la banda Radwimps que es exquisita, una asociación con el escritor y productor Genki Kawamura que les ha servido a ambos para quitarse la etiqueta de “promesas”, un dibujo que lleva el realismo al extremo y una historia atractiva y novedosa. Y sin embargo, si el tono o la forma de transmitir la historia son erróneas, todo el trabajo puede echarse a perder.

Por suerte, no ha sido así. Makoto Shinkai ha encontrado la manera de hacer que todo estuviese a su favor. La manera de transmitir la trama ha atraído a críticos y a estudiantes, a adultos y a jóvenes, a fans de la cultura japonesa y a espectadores desconocedores del género. Y ha conseguido que una película de animación con una trama dramática y tintes shôjo sea capaz de interesar tanto a seguidores del cine live action como a seguidores de historias con más acción.

Toda la crítica se ha volcado, colmando tanto a la película, como al director, como a los productores, como a la banda sonora con premios en todos los festivales de cine más importantes de Asia. Es una de las películas de animación más premiadas de la historia, y habría que ver si no es la que más. Los premios son la guinda de un pastel en forma de reconocimiento a todo un tótem de la animación que consagra a sus creadores.

Tenemos la fortuna de contar con un Shinkai en estado de gracia, tanto en formato film como en formato novela —no he tenido la oportunidad aún de leer el manga. La asociación con Kawamura parece que durará mucho más tiempo, y gracias a su juventud, podemos afirmar que tendremos más de este director durante un largo periodo. Esperemos que siga siendo una cascada de ideas y que se mantenga a un nivel tan bueno como el que nos viene regalando… porque lo que ha hecho con el concepto de Your Name es hacernos un auténtico regalo a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s