MARAVILLOSA FAMILIA DE TOKIO

Desde que nacemos hasta que morimos nuestra vida viene marcada por diferentes aspectos: cuando eres un niño, es el colegio el que marca tus pautas horarias. Después, el instituto y la universidad. Cuando ya eres una persona madura, es el trabajo el que centra tu rutina en torno a él. Sin embargo, hay un pilar fundamental inamovible para cada uno de nosotros y en el que nos refugiamos cuando lo necesitamos, porque sabemos que siempre estará ahí: la familia. Pero, ¿qué ocurre cuando ese pilar se resquebraja? Eso es lo que Yôji Yamada ha querido reflejar en su nueva película MARAVILLOSA FAMILIA DE TOKIO.

Con Isao Hashizume y Kazuko Yohiyuki en los papeles protagonistas, el film nos relata el impacto que sufre una familia de clase media japonesa al enterarse de que Tomiko —papel de Yoshiyuki—, tras más de cuarenta y cinco años de matrimonio con Shukichi —papel de Hashizume— decide poner fin al mismo mediante una demanda de divorcio. A partir de este hecho se desarrolla una serie de escenas rocambolescas con el objetivo de hacer reír al espectador: escenas en las que Shukichi abusa del alcohol, aumentando su personalidad malhumorada e irreverente para el deleite de los espectadores; detectives privados contratados por los hijos para investigar la situación, escenas con su toque “dramático” en el no desaparece el humor…

Aviso de que, para hacer un análisis concienzudo de la película, es necesario revelar algunos detalles de la trama, algo que por otra parte no prevendrá de visionar la película, sino todo lo contrario.

242228.jpg-c_300_300_x-f_jpg-q_x-xxyxx
Este pequeño frame es el desencadenante de toda la trama. Fuente: http://www.cineenserio.com

Yamada muestra una familia que rescata de un largometraje anterior suyo, Una familia de Tokio. Esta película, por cierto, servía de homenaje a una gran película del cine nipón, Tokyo Story, de Yasujirô Ôzu. Parte del estereotipo de una familia típica japonesa: esposa y marido, hijos y los padres del marido viviendo con ellos, a los que se añade el hermano pequeño del marido en esta ocasión. Esto, que en España podría llegar a chirriar —aunque con la coyuntura económica actual nos vuelva a aparecer habitual esta composición del hogar—, en Japón es bastante habitual. Ya en los años 40, Ruth Benedict lo reflejó en su estudio El crisantemo y la espada, en el que comentaba que esta situación tampoco era motivada por la posguerra, sino que era una tradición que los hijos cuidasen de sus mayores y de sus hijos para que en el futuro se cuidase de ellos. En esta ocasión, la única emancipada del núcleo familiar es Shigeko —papel de Tomoko Nakajima—, hermana de Koichi —papel de Masahiko Nishimura—, padre de familia, hombre muy ocupado y constantemente fuera de casa.

El director, al coger una familia típica japonesa y ponerla frente a la pantalla, coge también sus arquetipos y sus comportamientos habituales. Así pues, el abuelo Shukichi es un hombre que puede parecer machista por cómo se expresa. Hace y deshace a su antojo y entra y sale cuando quiere. A su vez, es introspectivo en lo que a sus sentimientos se refiere, y únicamente los expresa en última instancia, respondiendo con un lenguaje verbal agresivo cuando se le pregunta por su opinión sobre el divorcio. Koichi es el típico patriarca que trabaja en una empresa de sol a sol y que va a karaokes con su jefe. Es un hombre de negocios y disfruta de su tiempo libre con sus hijos. Shôji es su hermano menor y, al ser más joven, es también más comprensivo con el género femenino.

Es importante recalcar ese comportamiento de Shôji, ya que el eje principal de la trama es la incomprensión entre los dos sexos. Las peleas de pareja son constantes: Shigeko amenaza a su esposo —el personaje más gracioso de la película— continuamente con el divorcio, pero sin hacerlo en serio. Fumiko —papel de Yui Natsukawa— aumentará el tono de sus discusiones con Koichi conforme avanzan los minutos. Tomiko desencadena toda la trama al pedirle el divorcio a Shukichi. Son mujeres con personalidad marcada que sólo buscan comprensión, ser escuchadas. Sin este conflicto, no habría película.

web3-maravillosa-familia-de-tokio-shochiku
Escena central de la película. Fuente: http://www.sensacine.com

El papel femenino es fuerte, y los diferentes personajes asumen una gran parte del protagonismo del film, dejando la figura masculina relegada en parte. Yamada entiende el papel de la mujer en su sociedad y el intento de éstas de romper con los patrones establecidos. Por eso coloca a Shigeko fuera del nucleo familiar, a Tomiko como anciana hastiada de su esposo que se anima a dar el paso y a Noriko —personaje interpretado por Yui Aoi— como enfermera que consigue salvar a uno de los personajes. Son ellas las que llevan el ritmo de la trama y la hacen avanzar, y son los personajes masculinos —a excepción de Shôji— los que están más como espectadores. Me parece un recurso muy acertado y necesario, pero que no deja de caer en cierto modo en un comportamiento tradicional: el papel de la mujer como mediadora en la familia y como pegamento a todas las piezas. Esto se verá claramente, en el agridulce desenlace.

En resumen, nos encontramos ante un largometraje de comedia en el que no falta un cierto punto dramático, en el que uno se encariña con algunos personajes y en el que se intenta dar una moraleja que, en mi opinión, se queda algo anticuada. Pero esto, obviamente, es fácil de decir en España, donde los patrones de familia se han abierto a nuevas alternativas que hace no más de quince años podían parecer impensables. Queda esperar a ver con qué nos sorprenderá en el futuro Yôji Yamada, uno de los directores más prolíficos de todo el archipiélago.

Para saber más

Ficha de Filmaffinity

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s