SHÔGUN

No pocos autores occidentales han intentado acercarse a la realidad del Japón feudal. Con mayor o menor fortuna, todos ellos han dado su visión de cómo pudo ser aquel periodo tan convulso. En la gran mayoría de esas obras, la figura del extranjero que llega a Cipango (como se conocía en Europa a Japón) es una constante que se ve en mayor medida cuando el personaje en cuestión es el protagonista.

shogun-2

De todas maneras, la gran mayoría de obras se quedan de una manera superficial en una ambientación. Sin embargo, rara vez han buscado ahondar en la psicología japonesa, tan diferente de la nuestra y que tanto nos cuesta entender a veces. No es el caso de James Clavell, que cuida hasta el mínimo detalle el lugar donde quiere ambientar sus obras. En esta reseña nos vamos a ceñir a Shôgun, pero esta norma puede aplicarse a prácticamente su producción literaria entera.

James Clavell
James Clavell
James Clavell fue un autor cosmopolita. Nacido en Australia en 1924 , su padre fue oficial de la Marina Real Británica, y por ello él se educó en diferentes partes del mundo. Luchó en los preámbulos de la II Guerra Mundial, en Malasia contra el ejército japonés, siendo herido y enviado a un campo de prisioneros en la isla de Java. Su experiencia en este campo sería vital para la elaboración de su primera obra El rey de las ratas. Asia se encuentra muy presente en toda su producción literaria: Tai-Pan (Hong Kong), Torbellino (Irán), mientras que Shôgun y Gai-Jin se centran en Japón, estando la segunda obra ambientada antes de la Revolución Meiji.

 

Shôgun, una novela de camuflaje

Shôgun fue escrita en 1975, y se centra en la figura de John Blackthorne, nombre que camufla la identidad real del marino inglés William Adams (1564-1620), el cual cuenta con el honor de ser el primer piloto británico (aunque bajo la bandera holandesa) en llegar a Japón.

La historia parte de la llegada del marino Blackthorne y sus pocos acompañantes supervivientes al archipiélago, siendo recibido por los locales, cuya reacción ante las presencia de tales forasteros es ambivalente y llena de malentendidos. Blackthorne establecerá una relación de curiosa amistad con el señor Toranaga, que se siente fascinado ante los conocimientos y personalidad del piloto inglés. Eso le granjeará a este la amistad con las altas esferas de la nobleza japonesa pero también numerosos enemigos. No obstante, primará su conocimiento de los mares, muy valioso para los japoneses. Se convertirá en hatamoto y en samurái. Será entonces cuando tenga que acostumbrarse a su nuevo estatus y sea ayudado por Mariko. En medio, las conspiraciones para hacerse con el poder en todo el país.

Fotograma del telefilm Shôgun (1982), que adapta la novela de James Clavell
Fotograma del telefilm Shôgun (1980), que adapta la novela de James Clavell

Pero en el fondo, la historia que se cuenta es la del enamoramiento de Blackthorne con Mariko, la esposa de un samurái, Buntaro. El final se va revelando dramático, debido a la condición de Mariko pero también a las diferencias culturales y religiosas. La tradición japonesa de la honra pesa demasiado en este sentido y le chocará al protagonista, de la misma manera que a los japoneses les extraña la poca higiene europea, o su “barbarismo”, al llevar una dieta esencialmente carnívora.

Los personajes que aparecen a lo largo de la novela son personas que, en su mayoría, han existido en la realidad. Así pues, Toranaga no deja de ser otro que Tokugawa Ieyasu, uno de los tres unificadores junto con Toyotomi Hideyoshi y Oda Nobunaga, y a la postre el más importante al crear el shôgunato Tokugawa. Su hijo, Tokugawa Hidetada, aparece en la figura de Sudara. El mismísimo Oda Nobunaga está camuflado bajo el nombre de Goroda. Y es que Clavell quiso hacer esto, bajo mi punto de vista, para enganchar tanto a interesados en Japón como a los fans de la literatura histórica.

A colación de la presencia europea, también los nombres de los misioneros y los comerciantes son ocultados en la obra. Por ejemplo, João Rodrigues es en la novela Martin Alvito, escritor del primer diccionario japonés-portugués, y la primera gramática japonesa; mientras que Johann Vinck oculta la identidad de Jan Joosten van Lodensteijn, mentor de William Adams. Hasta los lugares clave sufren de ese cambio de nombre parcial: Yedo oculta la identidad de Edo, la actual capital Tokio. Osaka oculta Oosaka, etc.

 

Exactitud histórica

Hay hechos que distan de ser ciertos, los cuales hay que señalar para aquel lector que quiera sumergirse en la obra. Tokugawa Ieyasu (Toranaga en la novela) no expulsó a los comerciantes europeos de Japón, sino que los limitó a una pequeña isla artificial en el sur de Nagasaki llamada Dejima, y desde allí continuarían su comercio, si bien muy limitado. La expulsión de los misioneros cristianos fue ordenada por Toyotomi Hideyoshi, teniendo como momento álgido la matanza de los veintiséis mártires en la bahía de Nagasaki en 1597.

William Adams, el personaje que se esconde bajo el nombre de Blackthorne
William Adams, el personaje que se esconde bajo el nombre de Blackthorne.

Sin embargo en Shôgun se mencionan, como ya comenté anteriormente, elementos de la cultura japonesa del momento que dan un toque más real si cabe a la obra, como la mención de las katanas producidas por el clan Muramasa, y que eran las mejores de su época. A su vez, especialmente al comienzo de la novela tienen especial protagonismo las mujeres de compañía, al igual que se menciona la estratificación social en el período Tokugawa, si bien la historia no se adentra en esta época sino un poco antes. Aparece también la ceremonia del té, y el judo es mencionado en un anacronismo que no parece fruto del error (esta disciplina nació en el siglo XIX).

Katana del clan Muramasa. (Fuente: Wikimedia Commons)
Katana del clan Muramasa. (Fuente: Wikimedia Commons)

Cabe destacar que James Clavell incide más en la figura del europeo como bárbaro que en la del japonés como indígena. Es decir: el autor no se limita a narrar la perspectiva de los europeos, sino que profundiza en la mente japonesa y en su modo de razonar, lo que enriquece aún más la obra. Por ejemplo, los japoneses de la novela se sorprenderán al ver la división dentro del dogma cristiano e intentarán aprovecharlo.

 

Conclusiones

Shôgun, a pesar de ser una novela especialmente extensa, de aproximadamente novecientas páginas dependiendo de la edición, no se hace especialmente pesada para el interesado en la cultura japonesa. Ambientada en uno de los períodos que más llama la atención de la historia del archipiélago, James Clavell consigue llamar la atención debido a ese contraste constante de mentalidades, al atender los puntos de vista de ambas culturas.

Gracias al gran éxito que le proporcionó al autor el libro, éste se adaptó a una miniserie de televisión en 1980, de ocho episodios, protagonizada por Richard Chamberlain en la piel de John Blackthorne. Como actores japoneses, destaca el gran Toshirô Mifune (Los siete samuráis, Rashômon) en el papel de Toranaga y Yoko Shimada en el de Mariko. A su vez, cuenta con John Rhys Davies (conocido por su papel de Gimli en El señor de los anillos) como el piloto Vasco Rodríguez.

Fotograma del telefilm Shôgun (1982), que adapta la novela de James Clavell
Fotograma del telefilm Shôgun (1980), que adapta la novela de James Clavell.

A pesar de sus pequeñas inexactitudes, al historiador y al lector habitual de esta web le parecerá muy veraz y sin demasiadas licencias artísticas: el autor prima la presunta realidad del momento frente a la imaginación literaria, y en una novela de este tipo es muy de agradecer.

En definitiva, Shôgun es una novela que entretiene a especializados y a ocasionales, a lectores y a no lectores, y que sin embargo ha envejecido mal: una obra de semejante calibre no debería pasar desapercibida en la actualidad literaria, o como una simple línea entre las lecturas recomendadas en asignaturas universitarias sobre Asia.

 

Para saber más

Yuste, Javier. El imperio del Sol Naciente: la aventura comercial. Nowtilus. 2015. (En este se relata la conspiración de Williams que acabó con la presencia española en Japón).

Hane, Mikiso. Breve Historia de Japón. Alianza. 2003.

Benedict, Ruth. El crisantemo y la Espada. Alianza. 2011.

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s