UN JARDÍN JAPONÉS EN ESCOCIA. EL RENACER DE UNA ILUSIÓN (I)

20160905_080243000_ios

A lo largo de las épocas han habido distintas personas que, de una forma o de otra, se han enamorado de la cultura japonesa, pero concretamente me han llamado la atención las historias directamente ligadas a los jardines japoneses y las mujeres. Mujeres de una clase social necesariamente elevada que, independientemente de la época en la que nacieran, han sido privilegiadas en su condición y han podido viajar y conocer distintas culturas en países lejanos. Claramente han sido mujeres avanzadas a su tiempo y a muchas de ellas les tenemos que dar las gracias por tener cerca y conocer la belleza del jardín japonés. ¿Y por qué lo digo? Pues, porque curiosamente, muchas de estas mujeres occidentales, que han podido viajar hasta el lejano País del Sol Naciente a inicios del siglo pasado, se han fascinado por la cultura japonesa, pero además han sido hechizadas por la belleza del jardín japonés. Os prometo hablar de estos jardines y mujeres en un artículo especial que ya estoy preparando, pero hoy, me voy a detener en uno que es un sueño hecho realidad y está en Escocia.

20160821_082808000_ios

Una vez más, siento que soy afortunada por vivir estas historias compartidas de ilusión con buenos amigos, así que me fui durante una semana al condado de Clackmannanshire, a poco más de una hora de Edimburgo, invitada para trabajar con un equipo de paisajistas y jardineros japoneses que están restaurando este maravilloso jardín… Pero antes, los antecedentes: dos mujeres muy especiales.

¡Empecemos!

ella-christie-1909
Ella Christie – 1909

Ella Robertson Christie (1861–1949) es una reconocida exploradora y históricamente se registraran sus expediciones en solitario en los inicios de los años 1900 a parajes lejanas como India, Ceylán, Malaya, China, Japón o Borneo (además era una acérrima  defensora de los derechos de la mujeres, habiendo roto con los roles tradicionales a finales del siglo IXX). Su rumbo y papel en esta historia son fruto de  una visita a Kioto en la primavera del año 1907, donde Christie encontró una cultura de la jardinería por la que se enamoró y que a la vez le sorprendió por la habilidad japonesa de crear jardines que tenían inmediatamente un aspecto antiguo y establecido, y por la capacidad de “mejorar las líneas de la naturaleza hasta que apenas se puede apreciar en donde se  unifica lo natural y lo artificial”.

Inspirada por un casual encuentro literario con las autoras de uno de sus libros elladucanebook-1favoritos -“Flores y Jardines del Japón (1908)” – en su hotel en Kioto, esta mujer alimentó un sentimiento creciente de que esta cultura podría contribuir de una forma muy especial a su propia propiedad y decidió que siete hectáreas de su propiedad familiar en el Castillo de Cowden se convirtiesen en un jardín japonés y describe en cartas el deseo de contratar un paisajista japonés que pudiera transformar un pequeño río y lago, que describe como “desabrido”, en algo especial, y darle un soplo de aire que le dotara de un “alma” y lo convirtiera en su jardín de ensueño.(1)

Es aquí que entra la segunda protagonista femenina de esta historia… una mujer, una mujer japonesa llamada Taki Handa, (1871–1956) que en esa época estaba estudiando en el Colegio Studley de Inglaterra.

taki-honda
Taki Handa (1871 – 1956)

Taki Handa nacida en Kurume, Kyushu, Japón, inicialmente profesora, completó sus estudios en la Real Escuela de Diseño de Jardines de Nagoya y se convirtió en la primera mujer japonesa paisajista conocida de la historia. Su flaca condición física debido a una neumonía cuando niña, la llevó a ayudar en un jardín de su escuela y, su posterior interés en las ciencias naturales, la llevará a estudiar botánica en el Jardín Botánico Koishikawa de la Universidad de Tokio y atender a diversos seminarios de un respetado Botánico, Dr. Makino Tomitaro, (a los que tenía que atender con un acompañante masculino ya que era la única mujer presente), y finalmente se convertirá en la primera mujer botánica del Japón. Handa que además estudió la lengua Inglesa, tomará rumbo a Inglaterra en Junio del 1906 para estudiar en la prestigiosa universidad de Studley, (especializada en la formación en horticultura y agricultura para mujeres). Un rico americano en Japón que le patrocinará su viaje y sus estudios en el extranjero que concluirá en 1908 año, justo cuando es contactada por Ella Christie que, recién llegada de Japón, le encarga el diseño de su jardín japonés en Escocia.

Handa parte para Dollar y, sentada al borde del lago del Castillo de Cowden, realiza un primer boceto del diseño del jardín, el sueño japonés de Christie al que le llamó Shah-raku-en”o seaun “lugar de placer y deleite”.  Este toma forma y aprovechando como estructura los elementos que ya existían como el pequeño río y el lago en el diseño del jardín, este se divide en dos colinas artificiales Tsukiyama 築山”  y un jardín plano “Hiraniwa平庭”. En sus escritos, Handa señala que los jardines japoneses ya construidos en Gran Bretaña representaban una visión reducida de los originales pues se basaban únicamente en utilizar elementos japoneses como los “Torii 鳥居”(portal)  o las ishidoro (linternas de piedra) y deja entrever que ambicionaba crear algo más que estas representaciones de jardines.

Durante el diseño y a lo largo de su construcción le dará a Christie una exacta interpretación de los diversos elementos y plantas importados de Japón y de su visión y intenciones, a la vez que respetaba los deseos que tenía su cliente, llegando a incorporar un islote que no tenía en su diseño inicial para instalar un puente a su pedido. Trabajando principalmente en el margen norte  y dándole, como que por magia, ese “soplo de alma”, Handa crea colinas cubiertas de hierba colocando piedras, plantas y arboles, linternas de piedra y pasos que recorrían el jardín. (2)

%e5%af%8c%e5%a3%ab%e3%80%801931_1024

Pese a que ella misma no se reconocía como una paisajista japonesa y dijo haber diseñado el jardín según su propia sensibilidad y no de acuerdo con ninguna técnica de diseño del jardín japonés, el Jardín del Castillo de Cowden fue considerado en su época un icono de la cultura japonesa, y fue incluso visitado a finales de los anos 30 por Su Majestad la Reina Mary de Inglaterra.

%e3%82%af%e3%82%a4%e3%83%bc%e3%83%b3%e3%83%a1%e3%82%a2%e3%83%aa%e3%83%bc%e3%81%a8%e5%85%b1%e3%81%ab_1024
Robert Stewart y Ella Christie (derecha) su majestad da Reina Mary de Inglaterra – 1937

Su carácter genuino y su autenticidad fue reconocida por muchos, pero se destaca la referencia del prestigiado maestro el profesor Jijo Suzuki, (heredero y decimoctava generación de la Escuela Imperial de Diseño de Jardines de Japón), al considerarlo “el mejor jardín del mundo occidental” (3) reafirmando el valor de que este hubiera sido diseñado y cuidado por jardineros japoneses.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Agosto del 1908 Taki Handa tuvo que regresar a Japón a pedido de su familia y no pudo terminar del todo la construcción del jardín, pero le dejo a Christie diseños pormenorizados de modo a facilitar el terminar de la obra pese a que ella se tenía que marchar.

El Maestro Suzuki que refiero arriba vino posteriormente en distintas ocasiones, invitado por Christie, para podar y cuidar muchos de los árboles y arbustos importados del jardín, pero el principal cuidador del jardín a lo largo de más de 15 años, fue el señor Shinzaburo Matsuo, que después de haber perdido toda su familia en un terrible terremoto en Japón, se vino a Escocia y dedicó  el resto de su vida al cuidado y mantenimiento de este pequeño paraíso que seguramente le recordaba a su tierra natal.

Después de la muerte de Ella Christie (1949), las propiedades, incluyendo el jardín japonés,  quedaron a cargo de Sir Robert Christie Stewart, sobrino nieto de Ella que tenía gran cariño y memorias inolvidables de su infancia pasada en este sitio tan especial. Sir Robert promovió el jardín japonés y realizó muchas actividades culturales abiertas al público hasta su última apertura el 28 de Mayo de 1955.

Pero no hay historias perfectas y en 1963 sucedió algo trágico. Un grupo de adolescentes fue visto huyendo del jardín, después haber vandalizado, quemado y destruido gran parte del sueño de Ella Christie y su familia. Con gran pesar, Sir Robert, terriblemente afectado por este acto, fue  incapaz de regresar al jardín durante años y en 1972, el Castillo de Cowden fue finalmente demolido.

Será en 2008 cuando la suerte de este célebre jardín experimente un giro inesperado. La propiedad de los terrenos, después del episodio de vandalismo, había pasado de las manos de Sir Robert a su hija Sarah Stewart que, después de tantos años de abandono, consideró la posibilidad de restaurar este legado familiar.

sara-stewart-portraitr
Sarah Stewart

En 2014, tras conseguir crear un fondo de financiación apoyado en su gran mayoría por amigos de su padre y su familia, empezarán las labores de restauración de este maravilloso, y antaño admirado, jardín japonés. Los responsables de este proyecto son el maestro paisajista Masao Fukuhara, de Osaka, y su equipo de maestros jardineros – Ai Hishii, Junya Matukawa – y el arquitecto británico Matthew Pease.

 

 

 

first-restoration-meeting
Primera reunión del equipo responsable por la restauración: Ai Hishi, Junya Matsukawa, Masao Fukura y sir Robert Stewart

Después de una intensa labor de investigación de los documentos dejados por Taki Handa, de los escritos de Ella Christie, así como de un extenso archivo fotográfico expuesto en el Museo de Dollar, fue posible al maestro paisajista Fukuhara vislumbrar el jardín original, pese que en el terreno era prácticamente imposible reconocer nada de lo que fuera un día. En su plano conceptual, se propuso una restauración que permitiera recuperar la belleza original del jardín aprovechando todo lo recuperable incluso partes de las linternas antiguas que habían sido destrozadas, los pasos de piedras y hasta un pequeño templo sintoísta que aun hoy se mantiene en parte.

10363448_728629990521468_5521539463341745786_o
Plano conceptual de la restauración por Masao Fukuhara

 

start-of-restoration
Imagen del jardín en el 2011, antes de empezar las tareas de limpieza y restauración

Las labores de limpieza iniciales fueran algo impresionante y la recuperación, aunque costosa tanto cuanto a inversión monetaria como de mano de obra y trabajo duro de muchos voluntarios en este periodo de tiempo, ha dado sus frutos y pasados tantos y tantos años, Sir Robert Stewart ha vuelto de la mano de su hija Sarah al jardín de sus memorias y de las ilusiones de su tía abuela Ella Christie

… he podido comprobar que pese a sus casi 90 años le brillan los ojos al recorrer día tras día el jardín que ahora casi ha recobrado su belleza inicial…

Robert Stewart (2015)

Pero sobre su ilusión y la mía en poder contribuir con mi granito de arena a  esta restauración seguiremos otro día que ¡ya me he extendido lo suficiente!

¡Un saludo!

@Copyright
Las fotos históricas publicadas pertenecen a Sir Robert Christie Stewart, y fueran amablemente cedidos por su hija Sarah Stewart para este articulo, lo cual agradezco de corazón.

Fotos actuales publicadas al inicio pertenecen al Maestro Masao Fukuhara, y fueran realizadas durante los labores de restauración del pasado mes de septiembre.

Referencias online:

(1) http://www.cowdencastle.com/historic-scotland.php

(2) Britain and Japan: Biographical Portraits, Vol. VIII, pp 332-350 – Handa Taki (1871–1956)

(3) http://www.cowdencastle.com/index.php

Videos online:
http://www.bbc.com/news/uk-scotland-362851

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Que bonita historia de Jardines.

    Me gusta

  2. Fernando Ruz dice:

    Excelente artículo, muchas gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Carla Amorim dice:

      ¡Gracias Fernando!
      Un saludo

      Me gusta

  3. Juan Manuel dice:

    Magnífico artículo. Gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Carla Amorim dice:

      ¡Muchísimas gracias Juan Manuel! Queda prometida la parte II con todo el detalle de la restauración que se esta llevando a cabo… debo decirte que el jardín es una joya y hay momentos del día que la luz reflejada en el lago te deja casi sin respiración de lo hermoso que es. ¡Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s