KONKATSU: SE TE PASA EL ARROZ

Alumnos del Konkatsu Eiwa en Nara. (Foto: The Yomiuri Shimbun)
Alumnos del Konkatsu Eiwa en Nara. (Foto: The Yomiuri Shimbun)

Las tardes de los sábados y domingos en Nara son especiales para los alumnos de Konkatsu Eiwa Class. En el local de esta empresa, un grupo de chicos y chicas solteros japoneses, aprenden inglés y cocina, con un objetivo claro: encontrar el amor de su vida.

Gracias al diario Yomiuri Shimbun he podido indagar sobre estas iniciativas, y otras más, que en Japón están muy de moda entre los “single”, para conocer gente nueva, ampliar su círculo de amistades y, con suerte, encontrar aquel amor con el que compartir eternamente penas y alegrías. En Konkatsu Eiwa Class se aprende a hacer pan y pasteles, se practica inglés y se liga por sólo 4.000 yenes (aprox. 24 euros). Todo en el mejor de los sentidos.

Y es que Kekkon Katsudou (結婚活動), más conocido como konkatsu (婚活, literalmente “caza del matrimonio”), se ha convertido en un fenómeno sociológico del Japón moderno. De toda la vida y en prácticamente todas las culturas, la gente se las ha ingeniado para buscar su “media naranja”: ahí tenemos las celestinas o casamenteras, tan populares en la Europa a partir del siglo XIV, los guateques de los años 60 que organizaba tu vecino, o incluso, la intervención divina de tus propios padres o parientes…El konkatsu, sin embargo, apareció como concepto sociológico elaborado en el año 2008 en Japón a través del libro The Generation of Marriage Hunting escrito por Momoko Shirakawa y Masahiro Yamada. En la mentalidad colectiva japonesa, al parecer, persiste la idea de que si pasas de los veinticinco años y no tienes novio o novia…se te está pasando el arroz. Nunca mejor dicho.

(Foto: Slightly Everything)
(Foto: Slightly Everything)

El caso de Japón no se puede exportar automáticamente a otros países del mundo desarrollado, aunque comparte con ellos algunas circunstancias. Básicamente, se puede decir que hay unos factores básicos que explican por qué los hombres y mujeres nipones sufren aún cierta presión por casarse:

  • La escasa participación de la mujer en el mundo laboral. Éste puede ser un factor estructural propio de Japón, y exclusivo de las féminas. Hay aún muchas mujeres que, voluntaria o involuntariamente, asumen el rol de madres y amas de casa; por eso, encontrar un buen marido que “provea”, en un contexto donde el nivel de vida ya resulta insostenible, es muy importante. Importante este dato para la reflexión: en encuestas recientes, frente a un 23,5% de hombres que manifestaban estar ahorrando para el matrimonio, sólo un 8% de mujeres decían hacer lo mismo.
  • El contexto de crisis económica mundial de los últimos años. Como contrapunto al factor anterior, encontramos también hombres, y mujeres integradas laboralmente, cuya precariedad en empleos y sueldos hace que busquen una estabilidad económica a través del matrimonio. Si un hombre de treinta años que gana aproximadamente 2.100 dólares al mes (35.000 $ brutos al año) tiene que pagar sólo en vivienda en Tokio más de 1.250 $ mensuales…el asunto está apretado. Una joven japonesa gana mucho menos, pero juntos, podrían hacer algo.
  • El conocido como “matrimonio del terremoto” (震災婚, shinsai kon). El desastroso tsunami de 2011 en Tohoku se dice ha podido influir en que se incremente el deseo de los japoneses de encontrar una pareja, en orden a encontrar un horizonte vital de felicidad que llene sus vidas.
  • El descenso de la natalidad en Japón. Ya en el artículo sobre los ancianos, os expuse las cifras de envejecimiento poblacional. Muchos gobiernos locales y prefecturas apoyan decididamente las actividades de  konkatsu para incrementar la natalidad a medio plazo: aparte de apoyo económico a negocios como webs de citas o cafés, organizan encuentros a gran escala para que jóvenes japoneses se conozcan entre sí. Por ejemplo, en Miura (Kanagawa) donde es tan relevante la agricultura, se organizan eventos para incentivar la instalación de nuevas familias de agricultores y granjeros, ofreciendo además ciertos beneficios sociales y fiscales. Otro ejemplo es la ciudad de Urayasu (Chiba) y su evento anual de Konkatsu en el hotel del complejo de Disney.

Podríamos hablar de otros muchos factores. Tampoco debemos olvidar que, en cierto modo, el hombre y la mujer han buscado siempre el amor a través de la Historia.

Boda de japoneses en Odaiba. (Foto: www.publicidadjapon.com)
Boda de japoneses en Odaiba. (Foto: http://www.publicidadjapon.com)

Lo cierto que esta iniciativa de la Konkatsu Eiwa Class en Nara es muy graciosa, útil y positiva en todo. Se aprende a cocinar, que nunca viene mal; se hace contacto físico, ya que manita con manita al amasar, nunca se sabe… y porque ya lo dice un refrán castellano:

Cásate Juan, que las piedras se te volverán pan.

Hasta pronto.

 

Fuentes

http://the-japan-news.com/news/article/0002432835

http://www.huffingtonpost.com/2013/07/02/japanese-marriage_n_3536617.html

www.gogonihom.com

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Hola María Jesús:

    Gracias por tu artículo. Tengo entendido que en la sociedad japonesa, incluso en nuestro días, es muy difícil iniciar una relación sentimental entre novios, y que su extrema timidez, o cultura, o costumbre… les obliga a ser muy pacientes y perseverantes incluso antes de hablar por primera vez con la persona que quieren cortejar, tardando mucho en tomar decisiones. Posiblemente estas “reuniones de solteros” sean allí mucho más necesarias que en occidente, aunque hablo de oídas, claro.

    Recibe un cordial saludo. Fran GTS.

    Me gusta

    1. ¡Hola, Fran! Efectivamente, por la relación que tengo con japoneses, les cuesta un poco más tomar decisiones en general, digamos que van “a otro ritmo”. Sin embargo, creo que el asunto de la pareja es un problema que afecta a la sociedad moderna en general. Aunque sólo es mi opinión. ¡Gracias por seguirme y por tus comentarios!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s