THE EMPEROR IN AUGUST, última revisión de “los últimos días de Japón”

En agosto de este año 2015 se estrenó en las pantallas niponas The Emperor in August (Nihon no Ichiban nagai hi ketteiban), enésima revisión de los últimos días del Japón de la Segunda Guerra Mundial. La cinta se ha estrenado unos días antes de que produjera la declaración del 70º aniversario de la II GM, y en el marco actual de la controversia suscitada por la acción del gobierno de Shinzô Abe de reformar la política de seguridad y defensa, la cual indudablemente “tocaría” los cimientos de una Constitución que en el momento presente renuncia por completo a la acción militar dentro y fuera de Japón.

Dirigida por Masato Harada y con un gran cartel encabezado por  Kôji Yakusho (Babel, Memorias de una Geisha) y Masahiro Motoki (Departures), se centra en la vida del Emperador Shôwa (Hirohito) durante las veinticuatro horas previas a la rendición oficial del Japón, y el papel que éste jugó en la decisión de aceptar la dura derrota. Según Harada “Los jóvenes de ahora han perdido el interés crítico por la historia (…) Esta película quiere ser una lección de historia, y si estás a favor o en contra del emperador es otro asunto. Pero al menos es conveniente que se tenga una perspectiva profunda de Hirohito.” En sus declaraciones a la prensa, el director aboga por no hacer en el asunto de la guerra una división entre “buenos” y “malos”, y éste es al parecer el propósito de The Emperor in August.

De todas formas hay, y habrá, opiniones para todos los gustos, tanto históricas como cinematográficas. A este respecto, entre otros es interesante el artículo de Vassili Molodiakov en la revista Nippon.com “¿Quién fue el autor del artículo 9 de la Constitución de Japón?”, donde nos habla de la controvertida disposición:

(…)II. Se abole la guerra como un derecho soberano de la nación. Japón renuncia a ella como instrumento para resolver las disputas e incluso para preservar su propia seguridad. Depende así de los altos ideales que ahora agitan al mundo para su defensa y protección.
Jamás se autorizará la creación de un ejército, armada o fuerza aérea japonesa y no se concederá ningún derecho de beligerancia a ninguna fuerza japonesa. (…)

En este artículo, además de discutir el origen del articulado de la Constitución otorgada bajo las fuerzas de ocupación de EE.UU., se reflejan de alguna manera los sentimientos encontrados de la oficialía japonesa tras la rendición.

Volviendo a la película: podéis ver una reseña cinematográfica a través de The Hollywood Reporter . También, un editorial de Asahi Shimbun donde el diario da su visión sobre el sesgo del filme. A la espera de conocer el resultado de tan interesante película en la taquilla de Japón (a fecha de hoy no hay resultados públicos), os dejo que apuntéis esta cita cinematográfica; la cual, espero, nos llegue pronto. ¡Buen día!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s